Estilo Kitsch: una forma de vida

por Viernes, 13 Enero, 2017

El estilo kitsch es una alegoría al color, a las formas alocadas, a la saturación de imágenes y objetos. La mezcla de objetos, texturas, estampados y color hacen que este estilo sea prácticamente una forma de vida. Les mostraré de que se trata este estilo, cuales son sus características y como aplicarlo.

En búsqueda de temas para comentarles, se me ocurrió algo muy distinto a lo que mostramos habitualmente en el blog. En eso, encontré el estilo kitsch y lo primero que se me vino a la mente fue ¿les gustará a nuestros lectores?. Sin embargo, y como este es un sitio que muestra todo tipo de tendencias, decidí mostrarles más que un estilo, una forma de vida.

Para ser franco, particularmente no es un estilo que me guste, pero no por eso vamos a dejar revisarlo. Es por eso que tuve que empaparme del estilo kitsch, olvidando lo que entiendo por estética clásica. Incluso leí que carecía de “buen gusto” (dependiendo de que es buen gusto para ustedes). Pero basta de preludios, y esto fue lo que encontré:

Lejos del minimalismo

Efectivamente el estilo kitsch está muy lejos del estilo minimalista, es decir, acá funciona el lema “más es más”. De hecho en eso se parece al estilo maximalista, pero no es sólo más, si no que es “muchísimo” y en este sentido todo vale. Desde objetos antiguos hasta las cosas nuevas. Todo debe ser sobrecargado y en harta cantidad.

Muchos colores y texturas

Para continuar con el tema saturado, se debe tener muchos colores, desde los tonos pasteles a los muy fuertes. Rosa chicle, verde manzana, rojo, y todo combinado con muchas texturas, pieles sintéticas, alambras y plásticos.

Recuerdos de antaño

Una de las cualidades del estilo kitsch, es que rescata los objetos populares de tiempos pasados. Donde una mesa lateral se puede decorar con juguetes de la niñez, mezclada con plantas y artículos nuevos. De nuevo, lo esencial es que todo vale. Creo que este es el rasgo que diferencia de otros estilos, que se permite mezclar cosas muy fuera de contexto.

Sobrecargado

Personalmente no me gusta tanta repetición de patrones u objetos. Sin embargo, sí me gusta el sobrecargado de este estilo. En este caso, este estilo te permite lograr algo que sea fuera de lo común. No les estoy pidiendo que les guste, sólo que puedan ver el kitsch como realmente es. Dejen volar su imaginación por este estilo tan permisivo.

El estilo kitsch es para espíritus libres y algo sobrecargados.

El objetivo de esta serie de artículos es que puedan conocer distintos estilos para que pueden encontrar el suyo propio y aplicarlo en su casa.

En decoración todo es posible, no hay que limitarse por el que dirán. Lo importante es que funcione para ustedes y como habitan su hogar.

Un abrazo a todos, Rodrigo.