Estilo abuelita chic: cómo lograrlo en casa

por viernes, 21 abril, 2017

El estilo abuelita chic es uno con mucho encanto tradicional y especial preocupación por los detalles. Una casa decorada en este estilo se siente como si una abuelita viviera ahí, pero una con mucho estilo. Hoy les quiero contar las claves para conseguir este look.

A estas alturas ya hemos repasado los estilos más reconocidos en decoración, así que empezamos a indagar en otros más específicos. El estilo abuelita chic mezcla elementos del nuevo tradicional y shabby chic, pero con una estética muy particular.

En verdad hoy teníamos planificado publicar el living de Rodrigo, pero hemos tenido muchísimo trabajo en el último tiempo y aunque el departamento está terminado, no hemos podido fotografiarlo. Así que me pareció una buena idea contarles antes sobre este estilo, que es precisamente el de Rodrigo.

Patrones florales

Las flores no pueden faltar en una casa decorada en estilo abuelita chic. Puede ser en tapices, cojines o cortinas. Pero ojo, que para mantenerlo chic la idea es que exista un balance, y no llenar todo de patrones florales, sino termina siendo visualmente agotador. Lo ideal es combinar estos patrones con otras telas de colores planos. Si quieres irte a la segura los neutros no fallan, así puedes dejar las flores para los accesorios.

Alfombras persas

Nada habla más de la casa de una abuelita como las alfombras persas. Este tipo de alfombras se ha convertido en una de mis favoritas en el último tiempo, ya que son muy fáciles de mantener. Los patrones saturados y la mezcla de formas hace que oculten cualquier mancha, ideal para casas con niños. Ahora si quieres darle una vuelta menos tradicional, también podrías utilizar una alfombra persa teñida, que están muy de moda actualmente.

Colores pasteles

Los tonos pasteles son infaltables en este estilo, especialmente los rosados y celestes. Nuevamente, para que se sienta fresco y actual lo ideal es combinarlo con neutros, como en la foto de arriba.

Crochet y otros tejidos

Que mejor manera de sacar a relucir tu abuelita interior que luciendo esos tejidos a mano, como el crochet u otros similares. Aprovecha de incluir alguna manta o piecera hecha a mano para darle un toque acogedor a tu cama o sofá. Otra buena opción es guardar las mantitas en un canasto, para abrigarte mientras tomas el té o un mate con malicia, muy al estilo abuelita chic.

Pinturas al óleo

Si tienes pinturas antiguas, este estilo es perfecto para exhibirlas en tu casa. Y si quieres hacer algo más chic, una buena opción es armar un muro galería con ellas. De hecho nosotros hace poco lo hicimos en casa de una clienta, y las obras se ven mucho mejor como composición de lo que se veían por separado.

Nada más característico de la casa de la abuela que colgar retratos antiguos. Si no tienes, puedes hacer como yo y conseguir uno en un anticuario o feria de las pulgas. Un par de meses atrás conseguí un retrato antiguo en el Persa Bio Bio, lo mandé a limpiar y enmarcar y quedó como nuevo.

Sillas con fundas

Usar sillas con fundas es algo sumamente práctico para mantener la limpieza, además de ser un elemento muy característico del estilo abuelita chic. Especialmente cuando se trata de fundas largas. Y si son de lino, mejor aún.

Por supuesto que el tema de las fundas también se extiende al living. Pueden tener un sofá vestido, pero les recomiendo que sea sólo 1, para que no se vea todo demasiado combinado y no parezca el set de un retail.

Colgar platos como arte

¿Tienes platos pintados a mano? Aprovéchalos para crear un muro galería con ellos y deja que tu abuelita interior se regocije mostrando su colección.

Patchwork

En general las manualidades son características del estilo abuelita chic, pero el patchwork es una técnica que me parece especialmente llamativa para conseguir este look. Ideal si puedes conseguir una manta patchwork hecha a mano, con trozos de telas en tonos similares.

Muestra tus colecciones

¿Te gusta juntar jarrones, cerámicas, platos u otro objeto de casa? Aprovecha de ponerlos en exhibición y lúcelos sobre un arrimo o incluso como centro de mesa en el comedor. Al exponerlos la idea es armar una viñeta jugando con las alturas. Y en general los objetos grandes se ven mejor. Si tienes una colección de tacitas pequeñas (o cualquier otro elemento pequeño) termina viéndose desordenado. Creo que la clave para organizar una colección es seleccionar los mejores elementos para tener a la vista, de manera tal que la vista fluya.

¿Qué opinan?

Rodrigo secretamente siempre quizo tener su casa decorada así, pero no se atrevió hasta que le dimos el empujoncito final. La próxima semana veremos la decoración de su living, para que vean como queda este estilo aplicado.

Claramente este estilo no es para todo el mundo, pero me gusta contarles diferentes opciones. Quizás aún no encuentras tu estilo, pero te aseguro que hay uno perfecto para cada uno, sólo hay que buscarlo.