¿Cómo diseñar un jardín con flores comestibles?

por Miércoles, 24 Mayo, 2017

Existe una gran variedad de hierbas comestibles que ya estamos habituados a incorporar a los jardines, patios y balcones, pero esta semana les contaré de otras plantas que nos aportan mucho coloridos, sabores a las comidas y preparaciones, son las flores comestibles y les voy a mostrar cómo pueden cultivarlas.

Lo primero, ¿cuáles se pueden comer?

Para comenzar a cultivarlas, tenemos que conocer cuales son las flores aptas para nuestro consumo, ya que existen muchas otras que son tóxicas tanto para humanos como animales. La toxicidad puede estar presente en otras partes de las plantas como hojas, tallos, semillas o corteza.

Esta es una lista de flores comestibles:

  • Ajo
  • Azahar
  • Albahaca
  • Alegría del hogar
  • Borraja
  • Zapallo
  • Caléndula
  • Ciboulette
  • Cebollín
  • Capuchina
  • Cedrón
  • Centáurea
  • Clavel chino
  • Cilantro
  • Crisantemo
  • Diente de león
  • Eneldo
  • Geranio
  • Girasol
  • Hibisco
  • Hinojo
  • Lavanda
  • Lila
  • Malva
  • Menta
  • Milenrama
  • Manzanilla
  • Orégano
  • Pensamiento
  • Rábano
  • Peonía
  • Puerro
  • Romero
  • Rúcula
  • Rosa
  • Tomillo
  • Trébol
  • Violeta
  • Yuca.

Quinchos coloridos

Si cuentan con un espacio para quincho o quieren re decorarlo, una forma muy práctica de incorporar flores comestibles es en la mesa. Pueden montar una jardinera en el centro de la cubierta y que se extienda a lo largo para tener más espacio de cultivo. Con tierra para maceteros (ligera y porosa) que contenga humus para nutrir las plantas, pueden ir sembrando o plantando flores según la temporada o de las que son perennes. Recuerden que durante el invierno también hay flores bellas.

Un rincón luminoso

El jardín puede tener zonas misteriosas o rinconcitos que se descubren sorpresivamente al recorrerlo. Si además están diseñados con flores comestibles, éstas le darán una luminosidad y atractivo especial. Pueden cultivarlas con tierra liviana sobre bancales o jardineras de durmientes, sumando una mesita con sillas o una banca adecuada según el espacio, podrán generar un entorno super acogedor para cosechar las flores o para contemplarlas mientras toman un café. Pienso que éstos momentos tan ricos que entregan los jardines, hay que vivirlos más seguido.

Una barra comestible

¿Qué les parece tener una barra al aire libre? Me gusta la idea de habitar lo más posible los jardines, balcones o patios. Por ejemplo para una zona bien recreativa, pueden instalar una barra a partir de una jardinera en altura con hierbas y flores que servirán para preparar los cócteles que más les gusten. Junto con un mesón y taburetes, se crea un ambiente para disfrutar al de los sabores y colores de las flores comestibles cultivadas en casa en forma sana.

Flores comestibles en la cocina

Para tener flores comestibles a mano, una buena opción es cultivarlas en la cocina porque dan un toque fresco y hogareño usando una taza con platillo como macetero, y mejor si es cerca de una ventana. La taza debe tener un agujero para el drenaje, lo pueden hacer con un taladro apoyando la taza sobre una madera gruesa para evitar que se rompa (aunque a veces ocurre). Si no, deben regar menos seguido para no enfermar la planta, ojo con eso.

Macizos de flores comestibles

En los jardines hay varias posibilidades de cultivarlas, una de las que más me gusta es el estilo silvestre, como cuando crecen en los campos y llenan de colores el paisaje. Ya que algunas flores comestibles son de temporada, pueden delimitar la zona con plantas perennes como el Romero, Boj o algún arbusto perenne, o con pequeñas vallas de madera y así tendrán la zona definida durante todo el año. En primavera y otoño van agregando las flores para consumirlas en toda época y disfrutar de un jardín lleno de colorido y productivo.

Elegantes setos comestibles

En terrazas o patios duros, viene super bien tener setos que ayudan a configurar zonas y separar ambientes. Y qué mejor si además tiene flores comestibles en un diseño elegante o más sobrio, por ejemplo, asociando lavanda francesa con rosa iceberg. Con el contraste del color de sus flores, se produce un punto de interés visual junto con el aroma tan agradable. Pueden asociar un montón de flores con similares requerimientos, la gracia es que despertemos nuestra creatividad.

También en balcones

Aunque el espacio no sea tan grande, siempre hay formas para poder cultivar flores comestibles y a la vez ambientar los espacios tal como deseamos. En macetas, pueden tener arbustos de pie alto como Rosas, Romero, Cedrón o Lavanda y en la base de tronco, plantar flores más pequeñas a modo de cubresuelo. De esta manera, tendrán al menos dos especies en un mismo espacio.

Otra idea es usar macetas de tamaño mediano con varias flores comestibles bajas como el Trébol, Geranio o Diente de león, así lograrán un ambiente espacioso al no tener plantas con crecimiento vertical. Si usan macetas de color blanco, resaltarán mucho más las flores para que sean las protagonistas

Cubresuelo de flores

Para jardines informales y de líneas más sueltas, les recomiendo cultivar Zapallo calabaza, es una planta muy buena para cubrir ya que abarca varios metros cuadrados y pueden ir guiando los tallos hacia donde quieran cubrir. Las flores del Zapallo son muy buenas para comerlas en ensaladas y tal como la mayoría de las flores, aportan vitaminas, minerales y hacen las comidas más atractivas.

Conservar un suelo con buena salud

Para quienes quieran cultivar sus flores en un espacio acotado, el uso de “camas de cultivo en altura” son super cómodas porque ni tienen que agacharse para trabajar en ellas. Pueden sembrar o plantar matas jóvenes y desarrollarlas aquí. En esta época tan fría, el uso de “mulch” (colchón de material orgánico) ayuda mitigar las heladas evitando la muerte de microorganismos del suelo y también el crecimiento de malezas. Por otro lado, hay que aprovechar lo que entrega cada material, me parece que se ve acogedor el mulch y hace resaltar las plantas, sus flores y frutos.

Aprovechemos al máximo las plantas

Espero que les haya gustado este tema y vayan incluyendo cada vez más las plantas en su día a día. En este caso, las flores son un aporte en alimentación, decoración y ecológicamente por la polinización, no olvidemos que las abejas las necesitan mucho, hasta la próxima semana!