Peperomia: cuidados de esta planta

por miércoles, 28 junio, 2017

Continuando con el aprendizaje sobre plantas, esta vez les voy a contar sobre la peperomia, una muy particular. No es muy común verla y por eso mismo no es tan conocida, pero es una planta que no ofrece mayores dificultades para cuidarla y por supuesto, es ideal para tenerla en interior.

Conocida como “Peperomia cuchara o cucharita”, “Planta china del dinero” o “Planta del misionero”, quizás alguno de ustedes la ha visto en alguna casa.

¿De dónde viene y cómo es?

La Planta cuchara (su nombre científico es Pilea peperomioides ) es una especie perenne de China y fue llevada a Europa por un misionero de nacionalidad Sueca en el año 1946. Es una planta no muy grande, con un solo tallo de donde nacen sus hojas y que va quedando descubierto a medida que las hojas van marchitándose. Las hojas son de tipo carnosa, redondeadas como una cuchara, superficie lisa, lustrosa, color verde oscuro y alcanzan como 10 cm de diámetro. En la parte del medio tienen un punto verde más claro, justo donde se une el tallo a la hoja.

Su hábitat

Le gusta crecer y desarrollarse en ambientes sombríos, por eso es una planta perfecta para cultivarla en interior. Ubíquenla en lugares donde no le dé el sol directo, puede ser cerca de ventanas en el caso de orientaciones hacia el sur. En cuanto al agua, mantengan su tierra húmeda, pero tengan cuidado de no encharcar el sustrato para evitar enfermedades por hongos.

Riego

La Peperomia cuchara requiere de riego más seguidos, porque como les conté, le encanta la humedad permanente y es así donde se puede desarrollar adecuadamente. Durante el verano es mejor vigilar que no se seque su tierra, y si le rocían agua en sus hojas en esa época, ella se los agradecerá. Pero usen agua filtrada para no dejar manchas blancas en sus hojas.

¿Cómo fertilizarla?

Para mantenerla bien nutrida, la Peperomia cuchara le gustan los fertilizantes equilibrados, como el humus, pero en muy pocas dosis. Con una capa delgada (como de medio centímetro) de humus sobre la tierra bastará. Pueden abonarla ahora en invierno.

¿Cómo reproducir la peperomia?

A medida que se desarrolla, esta planta comienza a tener brotes pequeños a su alrededor. Estos brotes pueden ir separandolos con mucho cuidado de no romperlos, y mientras tengan su propia raicilla. Luego, estas pequeñas plantas las deben poner en sustrato liviano (tierra para maceteros con vermiculita o perlita)  hasta que se establezcan bien en forma independiente.

Por otro lado, pueden extraer una hoja de la planta madre y mantenerla en agua hasta que enraíce. Luego pueden plantarla en tierra fértil y liviana. De esta manera es más rápido que germinarla desde sus semilla. Fácil!

Dato importante

Ya sabemos que la Peperomia cuchara prefiere estar en humedad y sombra, pero también es importante saber que dentro de sus requerimientos es de tener un clima de bajas temperaturas en lo posible. Las bajas temperaturas le sirven para que su proceso se estimule el crecimiento vegetativo cuando llegue la primavera.

¿Tiene problemas de plagas?

A la Peperomia cuchara no le afectan mayormente las plagas. Pero tengan cuidado de siempre mirar para descartar presencia de la conchuela. Esta es tan difícil eliminarla después que coloniza una planta y puede atacar en este caso.

En verano, si el ambiente es muy seco y caluroso, la arañita roja podría ser un problema y atacar a esta especie. A la Peperomia no le favorece el calor y sequedad, así que tengan mucho ojo sobretodo en Santiago.

¿Qué les parece esta exótica planta?

Como ven, la Peperomia cuchara tiene un aspecto único, lo que la hace una planta super decorativa. Queda perfecta ya sea sola, en grupos de varias, o en conjunto con otras especies de distintos colores para contrastar. En general sobre fondos blancos siempre destaca mucho en cualquier ambiente, pero lo mejor es ir experimentando según sus gustos para que salgan ideas nuevas. Comente si tienen esta planta en sus casas y cómo les ha ido con sus cuidados. ¡Hasta la próxima semana!