Clavel del aire: cuidados y reproducción

por Miércoles, 12 Julio, 2017

El clavel del aire es una planta que la asocio a los jardines caseros antiguos, recuerdo haberla visto varias veces en invernaderos o en interior. Y como ahora ha vuelto a posicionarse con un look moderno y minimalista, les voy a contar cómo la pueden cuidar para que disfruten decorando con esta planta super aperrada.

¿De dónde proviene y cómo es?

El Clavel del aire (Tillandsia sp.) pertenece a la familia Bromeliáceas, su origen es Centroamérica y Sudamérica, se pueden encontrar en zonas desérticas, boscosas e incluso en las montañas, con más de 650 tipos de especies.

Es una planta de aspecto muy exótico, de tipo epífita, o sea, que crece sujetando sus raíces (que no absorben agua) sobre otra planta pero sin ser parásito, porque los nutrientes y el agua lo toman del aire por medio de sus hojas adaptadas para eso. De ahí viene su nombre común. También pueden sujetarse de rocas o de casi cualquier otro material.

Su floración es tan llamativa como su aspecto general, son flores alargadas, de tonos fucsias con azules o lilas, en tonos amarillos o blanquecinos y las podremos ver florecer en primavera la mayoría de las veces.

Tipos de Claveles de aire

Existen dos tipos de claveles: los verdes y los grises. Además, los hay de diversas formas de hojas como los de hojas rectas, onduladas, otros más crespas o arrepollados, de hojas cortas o muy largas.

Los verdes les gusta el clima lluvioso, templado y mejor si es a la sombra. En cambio los grises, prefieren el aire con mucho más humedad y exposición al sol. Son de color gris debido a unas escamas (tricomas) que tienen sobre sus hojas que sirven para absorber agua, protegerse del sol y enlentecer la evapotranspiración (salida de agua a través de los poros de las hojas).

Clavel de aire y luz

La condición ideal para el clavel del aire es con luz indirecta o semisombra. En época de invierno si es posible ponerla al sol directo por las mañanas sobretodo, ya que es menos intensa, pero en verano deben volver a cobijarla. Si lo están cultivando en interior, lo mejor es ubicarlo cerca de una ventana para darle ambiente luminoso e indirecto. Las cortinas delgadas ayudan mucho para tener una luz difusa.

¿Cómo darles agua?

Para regarlas, deben tomar el clavel del aire y sumergirlo en agua durante 3-5 minutos para que se empape bien, luego se sacan, lo sacuden para extraer el exceso de agua y evitar que se pudran las hojas, tengan mucha precaución con eso. Con 1 a 2 veces por semana en verano y 1 vez cada dos semanas en invierno está bien, pero igualmente deben ir vigilando que no sea demasiado, es mejor corregir la falta de agua que el exceso. Si el clavel está con flor, no deben hacer este procedimiento porque hay más posibilidad de que se pudra. Es mejor rociarlo con agua.

Las condiciones ambientales ideales

Un tema que hay que cuidar son las heladas, porque el clavel del aire es sensible a esto, entonces es mejor cambiarlas de lugar, ponerlas bajo un cobertizo o cubrirlas con algo como paraguitas de coirón o tela antiheladas durante las temperaturas bajo cero prolongadas. Si los claveles los cultivan en ambientes con temperaturas entre 10º a 30º, estarán felices!

¿Cómo abonarlos?

Deberán abonarlos con un aspersor rociando un fertilizante diluido en el doble de agua que se usa normalmente y prefieran uno orgánico para no contaminar a las aves como el picaflor. En verano es cada 2 semanas y en invierno una vez al mes.

Reproducción

La reproducción y el cuidado general de los claveles es bastante fácil, yo diría que es a prueba de principiantes, así como otras plantas que les hemos mostrado.

El clavel de aire se reproduce por medio de hijuelos que crecen alrededor de la planta madre. Estos los pueden extraer cuidado de no romperlos y así van obteniendo nuevos ejemplares. Si dejan que los hijuelos sigan creciendo alrededor de la planta madre obtendrán una colonia de claveles que luce espectacular si la ayudan a formar una esfera o simplemente dejando que crezca en forma natural.

Cultivado en interior

Como son plantas que se pueden sujetar casi sobre cualquier cosa, es posible crear soportes tan diversos y espectaculares que la planta pasa a ser como una pequeña escultura u obra de arte. Esto abre infinitas opciones para presentarla, solo tienen que dar espacio a su creatividad y disfrutar su belleza.

Por otro lado, es posible incluirla en cualquier habitación mientras no le llegue sol directo ni exceso de humedad. Si la tienen en el baño, pongan atención en la ventilación después de la ducha.

Ideas nuevas

Esta planta es muy versátil y pueden decorar con solo una o varias, a mi me encanta porque es bastante autónoma y tiene un aspecto tanto orgánico como medios marcianos… jaja.

¡Hasta la próxima semana!