Errores en decoración: combinar todo

por Viernes, 11 Agosto, 2017

Todos hemos cometido errores en decoración alguna vez, y yo ciertamente hemos cometido varios. Por eso quiero comenzar a revisar una nueva serie de errores, partiendo por uno clásico: combinar todo. La idea de esta sección es ayudarle a identificar los errores y darles tips concretos para resolverlos.

Antes de entrar en el tema quiero aclarar que esta es mi visión al respecto, y en ningún caso quiero que se sientan atacados por esta publicación. La idea es siempre ir aprendiendo de los errores para tener una casa más estilosa.

Un mito bastante esparcido respecto a la decoración es que las cosas deben combinar entre sí. Pero cuando todo combina demasiado perfecto, los espacios se ven aburridos. Si tus tapices son del mismo color que las paredes y las alfombras, se ve demasiado forzado.

Variar los tonos

Definir una paleta de colores es la clave para conseguir un espacio bien decorado. Probablemente es una de las cosas que más me han escuchado decir a esta altura, pero nunca falla. Ahora, el secreto está en que si escogen utilizar “azul” en su paleta de colores, no debe ser el mismo tono de azul, sino otras variaciones del mismo tono. La idea es tener una cierta diversidad de tonos que genera el efecto de profundidad y le da riqueza visual al espacio.

No usar la misma tela

Creo que el máximo ejemplo del error de combinar todo es cuando la misma tela de las cortinas se repite en cojines y otros elementos. Realmente se ve demasiado forzado. La idea es que la decoración fluya como algo casual, pero cuando vemos el mismo patrón en todo lados termina cansando visualmente.

Combinar todos los colores

Cuando la alfombra y los cojines tienen exactamente el mismo color termina volviéndose monótono, ¿no creen?

Y si los muros combinan con el color de los sofás y las lámparas termina fundiéndose todo.

Ahora si repetimos los mismos colores hasta en el techo, el agotamiento visual es mucho mayor.

Decorar un espacio tono sobre tono es una buena opción, pero si la ropa de cama es del mismo color que las paredes termina perdiéndose el efecto.

Con los patrones hay que tener aún más cuidado. Al repetir exactamente las mismas formas resulta muy cansador.

La verdad es que la mayoría de estos espacios están relativamente bien resueltos, ninguno es precisamente un crimen de diseño. Creo que en todos estos casos haciendo pequeños ajustes podría quedar mucho mejor.

¿Qué opinan ustedes?

Sé que el tema es conflictivo, por eso me gustaría que me cuenten su opinión al respecto. Además díganme si les interesa que sigamos revisando otros errores en decoración.